Instagram
LinkedIn
Twitter
viernes, 28 de mayo de 2010 |

Agroisleña: 52 años apoyando la agricultura en Venezuela

Tiene como misión y compromiso con el desarrollo económico, social y profesional del agricultor y como resultado el incremento de la productividad agropecuaria del país y de la seguridad agroalimentaria.

Son 52 años los que cumple Agroisleña en defensa del sector agrícola y pecuario en toda Venezuela.

Cuando recordamos la historia de la empresa tenemos que remontarnos a esos inicios en el Tocuyo, estado Lara cuando Don Enrique Fraga Afonso, se inició con un pequeño negocio de semilla de cebolla. Tres años más tarde un 28 de mayo de 1958 junto con cuatro socios también procedentes de las Islas Canarias igual que él, fundan AGROISLEÑA, C.A., Sucesora de Enrique Fraga Afonso, en Palo Negro estado Aragua. Para la época se dan cuenta que además de la semilla de cebolla deben incorporar el resto de los rubros que se producen en el país, así como los productos químicos y demás de otros insumos de vital importancia para el buen desarrollo de los cultivos; de allí nace el slogan que identifica a Agroisleña,… Todo para el Agricultor! Por cuanto tenían que ofrecerles lo que se necesita para la producción agrícola.

Desde su fundador, hasta esta nueva generación que está al frente de Agroisleña, siempre han estado claros que el éxito que los mantiene siempre en ese sitial de privilegio, tiene que ver con ese capital humano que los acompaña siempre, son tan importante como los propios agricultores a quienes se deben y por los que constantemente están para asesorarlos y aclarar cualquier duda que éstos tengan, que seguro va en beneficio del productor, esa alianza productor-trabajador, conforman un binomio que Don Enrique Fraga Afonso auguró que sería una constante victoria.

Los productores del agro venezolano cuentan con un gran aliado para lograr su permanencia en el área de producción, para lo cual se hace necesario incorporar técnicas, capacitación, transferencia de tecnología, si se toma en cuenta que en la medida que se avanza, se tecnifican los procesos productivos con el fin de lograr mayores rendimientos en los cultivos, todo en beneficio del productor.

Es por eso que Agroisleña tiene como misión y compromiso con el desarrollo económico, social y profesional del agricultor y como resultado el incremento de la productividad agropecuaria del país y de la seguridad agroalimentaria. Una de las políticas que tiene la empresa en materia de responsabilidad social empresarial, ha sido el interés sostenido por incrementar su vinculación con el mundo de la investigación, la tecnología y por sobre todo el de la producción agrícola para seguir con el paso más importante como es transferir la información a los productores más pequeños, proceso que se viene cumpliendo a través de la divulgación de libros desde el año 1991 con carácter técnicos que son el resultado de compendios hechos por experto del agro y la ganadería; también incluye el programa de capacitación al pequeño agricultor, acciones que promueven una agricultura sustentable, económicamente viable y ambientalmente responsable.

Es importante destacar que para Agroisleña una gestión de responsabilidad social debe vincularse directamente con el ambiente entendiendo a este ecosistema como la comunidad, también fueron cuidadosos en sus programas hasta lograr desarrollar una estrategia que busque una mayor sostenibilidad del modelo de negocio y apuntar hacia la mayor inclusión social. Para Agroisleña ser responsable comienza por ser eficientes en ofrecer a los clientes las soluciones en las necesidades que cada agricultor tenga, siendo ese el objetivo primordial, la idea es transmitir cultura, conocimientos y educación a profesionales, estudiantes, técnicos, investigadores y colectividad en general; la idea es contribuir con el mejoramiento de los cultivos, haciéndolos más productivos ratificando además el compromiso con el cuidado del medio ambiente y la agricultura sustentable.

Existimos para los agricultores:

Es importante mencionar que sin productores no hay agricultura y sin agricultura escasean los alimentos, por lo que en Agroisleña nuestros mayores esfuerzos están dirigidos a la orientación, apoyo, asesorías y asistencia técnica para ese sector que es el más importante, los cultivadores de esa materia prima como el maíz, arroz, sorgo, ajonjolí, girasol, caña de azúcar, tabaco, caraotas, frijoles entere otros rubros que producen nuestras tierras, sin dejar de mencionar el sector ganadero, según lo expresó Juan Rodríguez, gerente de Agroisleña – Acarigua.

Rodríguez quien tiene 27 años en la empresa, aseveró que todo lo que signifique producción de los diversos rubros que se siembran en el país, cuenta con el apoyo de Agroisleña, desde asesorías, financiamiento, asistencia técnica, razón por la cual cuentan con un gran número de agencias con vocación agrícola.

-Las puertas de esta empresa agrícola siempre están abiertas para quienes deseen solicitar alguna asesoría, equipos, productos, semillas o cualquier información relacionada con el agro. Nos debemos a los agricultores para quienes trabajamos con esmero y dedicación, puntualizó.


Responsabilidad Social Empresarial:

Siempre pensando en los agricultores, Agroisleña desarrolla iniciativa para el fortalecimiento de la Responsabilidad Social Empresarial, ha estimado dentro de sus valores creer en la responsabilidad social, como contribución activa y voluntaria de la empresa para impulsar el mejoramiento social, económico y ambiental de su entrono a través de la honestidad, el desarrollo profesional, la confianza, el respeto la ética, la calidad y la innovación. En tal sentido ha venido desarrollando programas de capacitación que fortalezcan a la sociedad y aumente el nivel de seguridad agrícola, entre los que podemos mencionar: Capacitación para Pequeños Agricultores, el mismo tiene el propósito de vincular a los pequeños agricultores con las nuevas tecnologías y novedosas investigaciones ligadas a la Agricultura. Estos programas van dirigidos al fortalecimiento y el desarrollo personal, técnico y comunitario de los agricultores del país, incentivándolos a que efectúen buenas prácticas agrícolas en el uso y manejo responsable de los plaguicidas, cultivos, plagas y enfermedades.

Programa Espantapájaros: cuyo objetivo fundamental es dar a conocer a los niños escolares del área rural, los beneficios y riesgos de los agroquímicos, así como adiestrarlos en el uso adecuado de estos, con el propósito implícito de que los niños sirvan de agentes de cambio y apoyen el programa de educación del adulto, dándoles aviso a sus padres, cuando estos usen inadecuadamente los productos. Un considerado número de unidades educativas y escuelas bolivarianas de diversos estados como Portuguesa, Mérida entre otros, han sido beneficiadas por el programa espantapájaros; lo que ha hecho posible desplegar los conocimientos en materia de agroquímicos a una gran parte de la población infantil del país.

Programa Finca a Finca, es otro de los eventos desarrollados por Agroisleña en materia de Responsabilidad Social Empresarial, que tiene como objetivo capacitar al personal obrero, administradores, técnicos y dueños de fincas, en el uso y manejo responsable de los plaguicidas, en el marco de las actividades de prevención de accidentes para el sector agropecuario y de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat). Desde el 2006 y hasta la actualidad, un amplio grupo de fincas en todo el país han sido involucradas en este programa cuya aceptación y resultados han sido satisfactorios, en vista de que se ha contribuido de manera importante a la difusión e implementación del programa de prevención de accidentes para el sector agropecuario. Finalmente, es importante resaltar que Agroisleña mantiene un compromiso permanente en la capacitación y ejecución de programas no sólo para la sociedad sino también para su personal, como parte de las acciones enmarcadas dentro del continuo mejoramiento profesional y desarrollo del gran talento presente en esta empresa.

Es oportuno señalar que este programa conocido como “Finca a Finca”, que se ha puesto en marcha en los estados Portuguesa y Cojedes y que viene siendo asistido por la TSU Dulce María Bolívar y Jesús Fernández, a los que también se han unido un gran número de técnicos de la empresa, fue merecedor de un premio a nivel internacional, en donde Agroisleña este año fue galardona gracias a sus esfuerzos en custodia ambiental con el reconocimiento “Mundo de Respeto 2010”. Es una iniciativa establecida y patrocinada por DuPont Protección de Cultivo y conducida por CropLife® y la revista Farm Chemicals International® para reconocer y promover la custodia ambiental que fomentan los distribuidores de agroquímicos de todo el mundo. Este premio también es conocido como Espíritu de Respeto y este año entregarán la edición número 20.

Los objetivos del premio, no son otros que honrar a los distribuidores de agroquímicos que protejan el medio ambiente al operar sus negocios de manera segura. Alertar a los otros distribuidores de agroquímicos a mejorar sus operaciones e involucrarse en actividades de liderazgo. Compartir las buenas noticias sobre custodia y respeto al medio ambiente en la agricultura a lo largo del mundo. La premiación se llevará a cabo el próximo mes de julio.


Lic. Ruth Ruidiaz (Asoportuguesa al día)
Fuente: Diario Ultima hora de Acarigua del 23 de mayo de 2010
www.agroislena.com

Planeta
BBVA
Banco Exterior
Fedeuropa
Fundación España Salud
Oficina Cultural
Venezuela
España