Instagram
LinkedIn
Twitter
martes, 14 de marzo de 2017 | Información de interés

La subcontratación industrial en España

España es un país con tradición industrial, disponemos de un amplio número de sectores industriales punteros a nivel internacional (automoción, aeronáutica, aeroespacial, ferrocarril, telecomunicaciones, energías renovables, nuclear…) y una gran oferta de industria subcontratista que ofrece sus servicios y soluciones tecnológicas a cada uno de estos sectores industriales.

Es muy difícil determinar el número de empresas que forman parte de esta actividad subcontratista porque no se trata de un sector en sí mismo, sino de una estrategia empresarial en el que se engloban empresas de diferentes actividades. Lo que les une a todas es el concepto, la solución, la fabricación de una pieza, subconjunto o proceso productivo intermedio que se incorpora en la fase de producción de la empresa cliente.

No existen en España estadísticas oficiales que cuantifiquen el número de empresas que engloba la subcontratación industrial. Los únicos datos existentes proceden de estudios y análisis que se realizan desde la Cámara de Comercio de España y la Red de Cámaras de Comercio locales.

Las Cámaras de Comercio trabajan de forma conjunta formando la Red de Bolsas de Subcontratación Industrial de España SUBCONTEX, dando apoyo a más de 3.000 empresas españolas subcontratistas, que pueden prestar sus servicios en el exterior.

La subcontratación industrial en España engloba  a un tejido empresarial dinámico e innovador, , que desarrolla su trabajo en diversos sectores de actividad, tales como fundición, transformación metálica, mecanización – ingeniería metálica, plásticos, caucho, matrices, moldes y modelos, transformación metálica, recubrimientos superficiales, electrónica y química.

El sector de la subcontratación industrial es muy importante para la economía española, ya que representa una pieza clave para el desarrollo y consolidación de la industria. La industria subcontratista española se caracteriza por su elevado grado de especialización, conocimiento técnico y alta flexibilidad, capaz de aportar soluciones de fabricación a medida de las necesidades de sus clientes. Es un sector formado por empresas muy especializadas, pequeñas y medianas empresas, de capital netamente español.  

Es una actividad con gran experiencia en sectores industriales altamente competitivos, como son la automoción, aeronáutica, aeroespacial, telecomunicaciones, ferrocarril, maquinaria industrial, tecnologías médicas, fabricación de maquinaria…. Por ello dispone de altos niveles de certificaciones y homologaciones por parte de las empresas industriales.

Además cuenta con experiencia de trabajo en entonos globales e internacionales al trabajar con multinacionales y empresas internacionalizadas.La industria subcontratista española presenta asimismo un alto nivel de I+D+i, lo que la convierte en una pieza clave en la cadena de valor industrial.

Actualmente, el sector español de la subcontratación industrial está actuando en varias líneas:

  • En el desarrollo de productos de cada vez mayor valor añadido mediante la fabricación de conjuntos y piezas cada vez más complejas, invirtiendo en desarrollo de conocimiento y medios productivos para fabricar piezas de gran complejidad; el desarrollo de subconjuntos que integren las soluciones generadas por diferentes proveedores, ofertando un producto de mayor valor.
  • En la mejora del servicio al cliente ofreciéndose como proveedor integral y desarrollando cooperaciones con otras empresas subcontratistas para entregar piezas y conjuntos totalmente acabados.

  • En la mejora de la productividad para mejorar su rentabilidad y ganar más cuota de mercado tanto a nivel nacional como internacional. La tendencia en el sector es innovar en procesos a través de dos vías: por un lado,   la automatización de procesos, incorporando medios productivos más flexibles y multitarea que incrementen la productividad del proceso y mejoren  la capacitación de los empleados; por otro lado, a nivel de gestión de la producción, aplicando las últimas técnicas de gestión de la producción de modo que la empresa responda con eficacia y eficiencia.

  • En cuanto a la innovación en producto, también se están trabajando en dos líneas: por un lado, en la ampliación de la gama de materiales para satisfacer las necesidades de los clientes en cuanto a ligereza, resistencia mecánica, resistencia térmica, etc., lo que está permitiendo a las empresas subcontratistas ampliar su oferta de soluciones como por ejemplo composites; y por otro lado, en el propio desarrollo de producto, recogiendo cada vez más mejoras por parte de la empresa subcontratista

Fuente: http://www.camara.es

Planeta
BBVA
Banco Exterior
Fedeuropa
Fundación España Salud
Oficina Cultural
Venezuela
España