Instagram
LinkedIn
Twitter
martes, 11 de abril de 2017 | Información de interés

Los dulces más típicos de la Semana Santa en España

Torrijas, pestiños, monas o huevos de Pascua forman parte de la oferta repostera para endulzar estas fiestas

Las clásicas torrijas, los pestiños o monas de Pascua forman parte de la oferta repostera para endulzar la Semana Santa, un periodo donde recogimiento y fiesta siempre se acompaña de una buena mesa y mejor postre. A lo largo de la Península son muchas las tradiciones y formas de presentar platos típicos como las torrijas, que van desde las de leche hasta las caramelizadas y que dependiendo de la localidad e incluso la casa toman distintas formas.

 

Torrijas de leche tradicionales

Las torrijas es el dulce por excelencia de la Semana Santa y es habitual tomarlo en cualquier punto de España pero, quizá sea en Madrid donde más presencia tengan ya sea en las casas, pastelerías o restaurantes. Este postre a base de una rebanada de pan empapada en leche, rebozada en huevo y frita en aceite de oliva virgen extra es a la vez que sencillo muy demandado en Semana Santa.

Cómo hacer unas ricas y baratas torrijas caseras

Mona de Pascua

La mona de Pascua es uno de los postres que más protagonismo toma al final de la Semana Santa. Se trata de una receta de gran tradición en casi toda la península, pero especialmente en las comunidades de Murcia, Valencia, Cataluña y Castilla- La Mancha. Con forma de corona la mona tradicional mantiene los huevos cocidos, que suelen pintarse de colores sobre una base de bizcocho que puede estar rellena de crema y de chocolate o mermelada.

El panquemado

Una variedad de mona de Pascua es el panquemado, elaboración típica de la Comunidad Valenciana durante la Semana Santa. Las formas son muy diversas aunque suelen tomar la de algún animal como una serpiente, lagartija o mono. Finalmente, está recubierta por anisetes de colores.

Pestiños con miel

Los pestiños con miel es un postre típico del sur de España desde Andalucía hasta Murcia o Extremadura. La receta tradicional se elabora con una masa que incorpora naranja, canela y ajonjolí además de azúcar, harina de fuerza y vino blanco. Su preparación es muy sencilla y la tradición manda hacerse en familia o entre amigos. Solo hay que tener precaución a la hora de freírlos en la sartén.

Borrachuelos malagueños

Si hay un dulce típico de Málaga -en Semana Santa las pastelerías están llenas de ellos- ese es el borrachuelo, un dulce que se caracteriza por una masa muy similar a la del pestiño y emborrachada en vino, de ahí su nombre. Su interior se rellena normalmente con cabello de ángel, aunque también puede ponerse dulce de batata.

Roscos de Semana Santa

Los roscos o rosquillas es un poste típico de muchas zonas de España pero toman protagonismo especial en Andalucía -en concreto en Cádiz- en tiempo de Cuaresma. Como sucede en muchos platos y postres de la cocina andaluza, los roscos o rosquetes de Semana Santa tienen un origen árabe. Con ingredientes básicos como - aceite, harina, levadura, huevos, leche y azúcar- su elaboración es barata y sencilla.

Canutos

Los canutos, son un dulce típico de Semana Santa en Castilla- La Mancha. Su preparación es similar en cuanto a ingredientes a las rosquillas pero la utilización de unos caños -que serán la base sobre los que se enrolle la masa con el que se fría- hacen de este postre algo realmente especial.

Marañuela

Marañuela es un dulce típico asturiano que se suele preparar el domingo de Pascua. Está compuesto principalmente de harina, azúcar, huevo y manteca.

La marañuela se elabora en forma de espiral, la denominada «galleta de marañuela», o en forma entrelazada, el «bollo de marañuela». En algunas ocasiones con forma de estrella de cuatro picos, denominado por esta razón, en ciertas ocasiones como: «bollo de cuernos».

Bartolillo

Los bartolillos son unos dulces típicos de la repostería madrileña que se suelen elaborar en Semana Santa. Se trata de una especie de empanadillas de forma triangular y frita, que se elabora con una masa muy fina, y rellena de crema pastelera.

Pan dormido

El pan dormido es una especialidad repostera de la cocina de Teruel, concretamente en la localidad del Albarracín. Tiene forma de pasta o galleta y es habitual servir este dulce en Semana Santa. La elaboración de este dulce típico lleva varias horas. Comienza con la preparación de la masa que tras varias fermentaciones se pinta con clara de huevo y se introduce en un horno.

Fuente: http://www.abc.es

Planeta
BBVA
Banco Exterior
Fedeuropa
Fundación España Salud
Oficina Cultural
Venezuela
España