Instagram
LinkedIn
Twitter
martes, 10 de octubre de 2017 | Información de interés

Características diferenciales de la carne de vacuno española

La producción de carne de vacuno en España se distingue por el modelo de producción sostenible, por la diversidad de razas, por las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, por la variedad de cortes en función de la edad de sacrificio y sobre todo, por la producción y comercialización de carne de animales más jóvenes, más sabrosa y con mayor jugosidad y digestibilidad.

 

 

Características diferenciales de la carne de vacuno española

Despiece vaca

La producción de carne de vacuno en España se distingue por el modelo de producción sostenible, por la diversidad de razas, por las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, por la variedad de cortes en función de la edad de sacrificio y sobre todo, por la producción y comercialización de carne de animales más jóvenes, más sabrosa y con mayor jugosidad y digestibilidad.

Seguridad, salud y adecuada nutrición en la mesa. La carne de vacuno es fundamental dentro de  una alimentación variada y equilibrada por sus propiedades  saludables. Aporta fundamentalmente proteínas de alto valor biológico, vitaminas y  minerales.

Contiene minerales, como el hierro, fácilmente absorbible y que se incorpora bien a los glóbulos rojos, además de otros, tales como zinc, calcio, magnesio, potasio, sodio, fósforo, selenio, yodo. Además, incorpora en la alimentación vitaminas, como A, D, E, K, C y  del  grupo B, especialmente B12, esencial en la formación de los glóbulos rojos y el desarrollo del sistema nervioso. Unos 100 g de carne de vacuno aportan casi la mitad de la proteína que necesita   el organismo, más del 20% del hierro necesario, cerca del 30% de la mayoría   de los microelementos esenciales y entre el 20-50% de las vitaminas hidrosolubles del grupo B. Dentro de un consumo debe ser complementado con otros alimentos dentro de una dieta variada y equilibrada.

 Por tanto, la carne de vacuno es un alimento deseable y aconsejable consumido en las cantidades apropiadas, junto a un estilo vital activo y algo de ejercicio físico. Los expertos nutricionistas y médicos aconsejan su consumo varias veces a la semana, dentro un patrón de dieta  equilibrada.

Categorias:

TERNERA: Machos y hembras con edad inferior a 12 meses, con carne tierna, con poca grasa y altamente digestiva.

AÑOJO: Animales entre 12 y 24 meses de edad, con carne de color “rosado”, más terneza, jugosidad y digestibilidad.

VACUNO MAYOR: Machos y hembras a partir de 24 meses, con carne bastante roja y sabrosa al paladar.

Si no incorporamos carne de vacuno, dentro de la dieta mediterránea, no estamos ingiriendo todos los macronutrientes y micronutrientes necesarios para obtener un patrón alimenticio saludable.

La carne de vacuno es adecuada para cualquier tipo de grupo de población y salud, independientemente de su género  y edad, siguiendo los niveles de ingesta recomendados por los expertos de salud  y nutrición. Y también es conveniente  para personas activas y para aquellas que realizan actividades deportivas.

En alimentación, los consumidores buscan certidumbres. Así la carne de vacuno está vinculada a las más altas exigencias de seguridad alimentaria y trazabilidad.

Fuente: www.provacuno.es

Planeta
BBVA
Banco Exterior
Fedeuropa
Fundación España Salud
Oficina Cultural
Venezuela
España